[X] Cerrar

Museo Ferroviario Ranchos

El autor del sitio: David J. Merello

...

Mi nombre es David Jorge Merello. Nací el 29 de junio de 1966 en Buenos Aires. Soy Licenciado en Informática egresado de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). Actualmente trabajo en la empresa BASF Argentina S.A. en el área de informática ejerciendo la función de Analista Funcional SAP módulo FI.
Mis hobbies son la música, los ferrocarriles, la historia y la jardinería. En cuanto a la música, estudié piano y luego órgano y clave dedicándome principalmente a la música barroca y antigua. Mis compositores favoritos son Juan Sebastián Bach, George F. Haendel, Antonio Vivaldi, George Ph. Telemann y Zelenka entre otros. He desarrollado un sitio en internet sobre los órganos de tubos que hay en nuestro país utilizando material relevado por mí y por otros organistas e investigadores (al pie de esta página se pueden hallar los links a dichas páginas web).

Mi infancia y los ferrocarriles

Viví hasta los 24 años en la localidad de Berazategui (sur del gran Buenos Aires) y desde niño los ferrocarriles fueron una gran pasión a tal punto que mis paseos favoritos eran aquellos en los que se podía viajar en tren. Además no perdía oportunidad de pedirle a alguno de los adultos de mi familia que me llevaran a algun paso a nivel cercano para ver el paso de los trenes. Habitualmente podía ir entonces hasta el cruce de la avenida 4 (hoy Av.21 con paso bajo nivel) que en ese momento tenía barreras o sino también al de la Av. 1 (hoy Av. 24) que era mucho más emocionante pues allí las vías se bifurcan dando paso a los trenes que van y vienen desde La Plata (ramal principal) o desde Bosques (ramal de la vía circuito). Podía ver el cambio de las agujas y de las señales y ahí comencé a tener noción sobre la forma en que funcionaban los ferrocarriles de la época. En mis cuadernos había innumerables dibujos de trenes, estaciones, señales, desvíos, barreras, etc inspirados en esas imágenes que lograba obtener.

Cada vez que ibamos de viaje en auto y el camino era paralelo a las vías yo pegaba mi cara a la ventanilla del auto para no perderme detalle del ferrocarril al que teniamos de vecino.

Era muy común que viajáramos a las localidades de Bragado y Salto (prov. de Buenos Aires) allá por los años 70. Para lo cual como primer punto había que alcanzar Luján y en ese momento no existía ninguna de las autopistas que hoy tenemos para acortar el viaje. Por lo tanto, el camino obligado era el "interminable" Camino de Cintura.

La aventura para mi comenzaba cuando recorriamos esa ruta para llegar hasta zona oeste partiendo desde Berazategui. En esa época no existian varios de los puentes que actualmente tiene el Camino de Cintura y los cruces ferroviarios eran pasos a nivel con barrera que fastidiaban a los conductores cada vez que las encontraban cerradas por el paso de algún tren. Desde ya que para mí el sentimiento era exactamente el opuesto. Deseaba que las mismas estuvieran cerradas para obligar a que el auto en que yo viajaba se detuviera y me permitiera presenciar el paso de la formación de turno en cada cruce. El primer punto interesante, el paso a nivel con barrera del entonces Ferrocarril Roca ramal Temperley-Bosques a la altura de la estación Claypole. Luego, otro ramal del Roca (Temperley-Glew) pero en este caso no había barreras pues ya existía el puente y me contentaba con ver alguna formación desde arriba. Aún corrían trenes con locomotoras diesel por ese ramal hoy electrificado. Después de la famos rotonda de "la Firestone" otro puente sobre otro ramal del Roca (Temperley-Ezeiza). Aquí también mi suerte dependía de la coincidencia de un tren pasando por debajo en el exacto momento que cruzabamos el puente.
(ver foto de una formación del Roca de aquellos años)

Luego la cosa mejoraba sustancialmente ya que una vez que cruzabamos la autopista Richieri venían 2 pasos a nivel casi inmediatos (hoy superados por 2 puentes construidos durante los gobiernos militares de la década del 70-80). Se trataba de las vías del ferrocarril Gral. Belgrano (Sur) ex líneas CGBA (Compañía General Buenos Aires) y Midland. Y si la suerte jugaba a mi favor podíamos encontrar ambas barreras cerradas.
Cuando llegabamos a la zona oeste el camino iba paralelo a las vías del Ferrocarril Sarmiento. Eso era todo un lujo para mi pues allí veía una mezcla de trenes que no era posible en mis vecinas vías del Roca a La Plata: trenes eléctricos Toshiba, las duplas Fiat (nuestras queridas y gloriosas "chanchitas") que partían hacia Lobos y Mercedes, las formaciones con locomotoras diesel que correspondían a los trenes generales, vías cuadruples, innumerables puentes de señales, barreras manuales y automáticas en los pasos a nivel, etc. etc.
(ver foto de coches motores Fiat del Sarmiento)

Si la suerte seguía de mi lado podía ocurrir que el conductor del auto decidiera seguir hasta Luján por la vieja ruta 7 lo cual implicaba continuar paralelo a las vías y ver de vez en cuando algún tren más.

Ya en el destino podía seguir deleitándome con trenes e ingeniería ferroviaria (Qué épocas aquellas!!). Si ibamos a Bragado tenía la oportunidad de ver aquella fascinante estación y el gran movimiento de trenes generales y cargueros que allí pasaban. Por otro lado, si íbamos a Salto (prov. de Buenos Aires) tenía otro espectáculo fascinante: el cruce a nivel y en 90 grados de las vías del F. C. Gral. Urquiza (ramal Lacroze-Rojas) con la línea del F. C. Gral. Belgrano a Rosario (ex CGBA). (ver foto del Cruce en Salto)
Una ciudad con 2 estaciones!! Qué más podía pedir!! Chanchitas circulando por el Urquiza y trenes de carga en la otra línea.

En cuanto a viajar en tren lo más habitual era poder ir a Plaza Constitución o a La Plata desde Berazategui cuando tenía la oportunidad de acompañar a mi padre o a mi abuela a realizar algún trámite. También, al menos una vez al año podía viajar desde Once hasta Bragado en tren acompañando a mi abuela cuando ella iba a visitar a sus hermanos que vivían en el campo (algunos en Alberti - Estación Andrés Vacarezza - y otros en Bragado). Lamentablemente nunca pude hacer el viaje a Salto desde F. Lacroze ya que siempre ibamos en auto.

La decadencia de los ferrocarriles argentinos

Desde que me mudé de Berazategui a los 24 años y hasta el año 2004 viví en Capital Federal y desde allí fui siguiendo paso a paso la desaparición casi total de nuestros ferrocarriles, las privatizaciones (algunas malas y otras regulares, tal vez ninguna buena a mi criterio), las historias de los pueblos que murieron junto con el ferrocarril y tantas otras cosas más.

Comencé a comprar revistas como "Rieles" y "Todo Trenes" en las cuales podía ver fotos de aquellas épocas de gloria que estuve narrando en mis primeros párrafos y emocionarme leyendo historias de otros amantes de los trenes como yo. Lo mismo ocurrió luego con la era internet al encontrar sitios creados por fanáticos de los ferrocarriles que también contaban sus historias y ponían fotos de otras épocas y también actuales.

Ranchos

En el año 2003 me surgió la idea de mudarme a una zona rural y comencé a buscar chacras y quintas que estuvieran en un radio de 100 km de la Capital Federal pues allí está mi trabajo y no podía irme demasiado lejos. Vi varias pero la que más me gustó fue una en la localidad de Ranchos. Sobre que la quinta era linda y bien ubicada resultaba que además lindaba con las vías. En ese momento yo no tenía idea de cuál era ese ramal por lo cual estuve investigando en internet y pude descubrir entonces que se trataba del ramal Altamirano-Las Flores del ex Ferrocarril Roca ya concesionado por entonces a Ferrosur Roca. Pregunté a los vecinos si pasaban trenes por allí y me dijeron que "Casi nunca"..."solo algunos cargueros pero muy cada tanto..."

Me mudé a esa quinta en octubre del 2004 y allí viví hasta diciembre de 2009, en que la vida nuevamente me llevó por caminos nuevos y me instalé en la zona sur del Gran Buenos Aires.
Solamente en 2 oportunidades pude escuchar el paso de trenes por esas vías "rancheras" y digo escuchar porque en realidad no pude verlos debido a que circularon en horas de la madrugada y la oscuridad no me permitió divisar más que la luz de la locomotora que arrastraba cada una de las formaciones. Eso fue en el 2004. Ya no usan este ramal. Me contó el Sr. Giles que en abril del 2005 también pasó una formación pero yo no la vi ni la escuché, tal vez porque según tiene él registrado dicho tren pasó a las 6:10 hs AM y habitualmente en ese horario yo ya estaba viajando para Buenos Aires hacia mi trabajo. Así que por el momento me perdí la oportunidad de ver el último tren que pasó por detrás de aquella quinta!!

En la época de Ferrocarriles Argentinos circulaban por aquí las famosas y nunca bien ponderadas "chanchitas". Las últimas que llevaron pasajeros en esta zona. Luego de la desaparición de FA y de que este ramal se diera en concesión a Ferrosur Roca hubo un proyecto de la empresa Ferroser (atención, no confundir Ferroser con Ferrosur Roca) de reimplantar el servicio de pasajeros desde La Plata hasta Brandsen y luego extenderlo hasta Las Flores y Azul, obviamente pasando por Ranchos; pero nunca llegó a concretarse ni siquiera en su primera etapa hasta Brandsen. Luego, ya en el gobierno de Nestor Kirchner con su plan ferroviario denominado PLANIFER se vuelve a tocar el tema y se menciona la puesta en servicio del ramal Brandsen-Ranchos para pasajeros. Pero aún no sabemos si dicha parte del plan se va a concretar, cómo, con qué material rodante, si se mejoraran las vías (pues no están actualmente aptas para el tráfico de trenes de pasajeros por falta de mantenimiento) y mucho menos podemos saber cuando será. Pero ya hablaremos de este punto en el futuro...

Hoy por hoy los rieles que llegan a la estación Ranchos están ya casi oxidados en varios tramos o tapados por alguna planta rastrera de rápido crecimiento como la famosa "campanilla" que suele crecer a los costados de las vías. Además en los pasos a nivel el barro ha tapado parte de los rieles. (En breve publicaré algunas fotos que he tomado aquí en Ranchos sobre el estado actual de este tramo).

Cuándo pasará el próximo tren? Habrá un "próximo tren" o se olvidarán de este ramal para siempre? como ya ocurrió con varios otros... Nadie lo sabe....

Yo, por las dudas, a veces voy a la estación a esperarlo!!!
(clic en la foto para agrandar)

Luego de mudarme me enteré que había un pequeño museo ferroviario en Ranchos. Sorpresa la mía al enterarme de eso. Un museo ferroviario en Ranchos!!! No podía salir de mi asombro. Efectivamente existía y el mismo corresponde al tema central de este sitio. Comencé a charlar con el Sr. Adolfo Giles y a conocer su obra. Le propuse llevar todo esto a internet y le gustó la idea......así que ahora......manos a la obra!!! Esto recién empieza!!

Espero que el material que vayamos agregando en este sitio les guste y no duden en comunicarse conmigo para cualquier comentario, sugerencia, pregunta que quieran hacerme. Disculpen si hay errores en la página y les agradeceré que me los informen si los encuentran ya que me gustaría corregirlos. No soy un experto en ferrocarriles sino un simple fanático así que si cometo errores técnicos por favor me avisan. Si alguien tiene material relacionado con este sitio y me lo quiere enviar desde ya que se los agradezco enormemente.

Hasta pronto.

David

Otros sitios de mi autoría:

Los órganos de tubos en la República Argentina.
Instrumentos que fueron instalados en nuestro país desde fines del siglo XIX hasta nuestros días, provenientes principalmente de grandes países europeos: Alemania, Francia, Italia, Gran Bretaña.

Organos Cavaillé-Coll en la República Argentina.
Sitio especialmente dedicado a los órganos de tubos fabricados por la Casa parisina Cavaillé-Coll que fueron luego instalados en Argentina.



..........................................................................................................................................................................................................................................................

Museo Ferroviario Ranchos
http://museoferroviario.flavam.com
davidmerello@gmail.com (webmaster)