[X] Cerrar

Galería Fotográfica
Estación Adrogué
Corredor Plaza Constitución - Temperley - Alejandro Korn


En el libro "Historia del Ferrocarril Sud" escrito por William Rögind y publicado en 1936, podemos encontrar el siguiente texto referenciando la localidad de Adrogué:

Página 146: "... El tráfico de pasajeros del F.C. del Sud fue adquiriendo poco a poco grandes proporciones, especialmente después del año 1880, cuando las familias adoptaron la costumbre de veranear en los alrededores de Buenos Aires.
Antes de 1870 este simpático hábito era poco común.
A partir de la epidemia - de fiebre amarilla - del 71, de la que la población en masa huyó, refugiándose en los pueblos vecinos, data, puede decirse, las temporadas de campo en el verano.
Desde entonces, casi todas las familias pudientes tuvieron su quinta de recreo en las cercanías de Buenos Aires, sumándose así a las que ya tenían sus chacras y estancias.
Entre los pueblos que más atracción ofrecían a los veraneantes debe mencionarse Adrogué, situada sobre la línea del F. C. del Sud a 19 kilómetros de Buenos Aires.

...


Hacemos una corta reseña histórica de esta hermosa localidad, de los jardines y de las flores tan bien conocidas por todos los que han estado en la Argentina...
La porción de tierra, donde está actualmente el núcleo del pueblo de Adrogué, fue adquirida por don Esteban Adrogué de un vaquero y agricultor, llamado Tomás Paredes en la cantidad de 150.000 pesos moneda corriente, es decir lo que equivaldría a 6.000 pesos oro actualmente. La extensión era de 1.250.000 varas, haciéndose la escritura el 30 de Diciembre de 1862.
En aquellos años, don Esteban Adrogué realizaba frecuentes paseos a sus nuevas posesiones, trasladándose a caballo desde Lomas de Zamora, donde habitaba durante el estío. En una de esas excursiones le llamó mucho la atención la forma topográfica y de aparente fertilidad de la hermosa meseta con suaves declinaciones hacia los cuatro vientos de las superficies recientemente adquiridas y tuvo el propósito de instalar allí una pequeña granja, poblándola de frutales, pues creía fundamentalmente que podrían ser explotados sus productos, así como las aves y otros ejemplares, de inmediata colocación en Buenos Aires. LLevó pues, a la práctica su iniciativa y se trasladó a vivir con su familia en las nuevas posesiones, construyendo para ello previamente una casa quinta. El lugar que rodeaba la nueva población, construída con toda amplitud, habría de ser más tarde ocupado por el hotel "La Delicia", existente actualmente. Concluido el edificio al finalizar el año 1871, fue ocupado por sus poseedores al año siguiente, pero no les satisfizo. La soledad y el silencio nocturno poblaron la mente de los moradores de pavorosas escenas del pasado y ello les indujo a procurar que allí se formase un nuevo pueblo, propendiendo por todos los medios para lograrlo.

Lo primero que se obtuvo fue la instalación de la estación ferroviaria, en las proximidades. El terreno requerido para ello se le compró a un viejo poblador que habitaba en un rancho cercano, llamado Manuel Fernandez, del que se adquirieron dos cuadras aproximadamente de superficie con ese destino. en la solicitud que se formuló ante las autoridades del Ferrocarril del Sud, el peticionante ofrecía donar la tierra adquirida en un total de 41.500 varas cuadradas y como indemnización de los primeros gastos, contribuiría con la cantidad de 30.000 pesos moneda corriente, al mismo tiempo que hacía presente que vería con agrado que a la nueva estación se la designara con el nombre del primer almirante, don Guillermo Brown.

La empresa ferroviaria aceptó la creación de la estación, pero no así el nombre propuesto, fundándose para ello en que ya existía otra con igual nombre en las proximidades de la Boca, de lo que se derivarían confusiones. El señor Adrogué encontró desde luego justificada y razonable la observación y dejó a juicio de la compañía ferroviaria la elección de su designación, y ésta le dió el nombre de Esteban Adrogué.
La primera estación fue poco después, una humildísima casilla de madera, que subsistió varios años. En esa época parecía que el ferrocarril marchaba por alto nivel y los pasajeros debían hacer verdaderas proezas para utilizar sus servicios. Los vagones de esa época eran muy distintos de los actuales y se les ve aún en estaciones lejanas, sirviendo de vivienda a camineros y empleados subalternos de la empresa. No existían andenes ni nada parecido; mediaba una considerable altura desde la portezuela del vehículo hasta el suelo, por lo que era necesario muchas veces utilizar una pequeña escalerilla para poder descender.

Mientras se realizaban las tramitaciones para instalar la estación del ferrocarril, se llevaban a término trabajos de mucha importancia, preliminares de la resolución del segundo problema: la fundación del pueblo. En ello tuvieron una gran parte contributiva, eficaz y valedera los ingenieros José y Nicolás Canale, quienes cooperaron a la obra que se proponía realizar el señor Adrogué, interpretando sus ideas respecto del nuevo trazado, para el que se deseaba que no se aplicara el modelo conocido en todas las nuevas localidades, sino dándoles otras perspectivas por medio de diagonales hacia todos los rumbos. Esto ocurría en 1872 y en ese mismo año quedaba definitivamente terminado el plano general del pueblo, hecho de manera original, pues destruyó por completo la pauta antigua y los ángulos rectos.



El domingo 29 de septiembre de 1872 corrió el primer convoy expreso entre las estaciones Constitución y Adrogué, conduciendo a los primeros pobladores y propietarios del futuro pueblo, especialmente invitados por el martillero don Adolfo Bullrich. El tren habíase detenido antes de Adrogué en Barracas y Lomas de Zamora y condujo 160 personas. En el mismo centro de la plaza donde hoy se levanta la hermosa estatua del amirante Brown, habíase construido una gran carpa, en la que se sirvió un almuerzo criollo. Habíase delineado sobre el terreno el trazado completo del pueblo, banderolas y millares de gallardetes indicaban el rumbo de las calles y grandes avenidas, y sobre postes fijados en el suelo habíanse clavado pequeñas chapas de zinc con el número y superficie del lote que correspondía al plano. Poco después de las dos de la tarde el martillero dio principio a la venta, asegurando a los compradores que debían tener absoluta confianza en la adquisición, porque en ese lugar habría de levantarse un gran pueblo, porque se hallaba al frente del propósito don Esteban Adrogué de quien respondía por sus muchos de conocimientos, que era hombre de empuje e inquebrantable energía y que sabría vencer cualquier dificultad que se interpusiera para el logro de sus aspiraciones progresistas.

Muchos fueron los compradores de lotes de tierra, pues las ventas alcanzaron ese día a la cantidad de 160.055 pesos moneda corriente, suma de singular importancia en esa época y sobre todo invertida en terrenos en un lugar totalmente despoblado hasta entonces.

Inmediatamente después se iniciaron las primeras construcciones, salvándose en toda forma las dificultades que en esos años se oponían a la realización de una obra de esa índole. También en la casa quinta que habitaba el señor Adrogué, se practicaban trabajos de importancia; se ensanchaba el edificio para darle mayores comodidades y hacerle más apto para el nuevo fin a que se le destinaba, porque muy en breve debía instalarse allí un hotel. Este se inauguró el 1ro. de Diciembre de 1872 bajo la denominación actual, determinada por la siguiente circunstancia: en la tarde del 14 de noviembre de 1872 después de haberse mantenido una altísima temperatura en el ambiente, se hicieron sentir algunas ráfagas frescas, saturadas con el tenue perfume de la floresta cercana. Entre los huéspedes del propietario del futuro hotel, hallábanse comentando las noticias del día algunos amigos de su intimidad y entre ellos el señor Enrique Ochoa, quien lleno de satisfacción y poniéndose de pie exclamó de repente: "Esto es una delicia". El señor Adrogué al escuchar tan espontánea y grata exclamación la hizo suya y dijo: "Perfectamente, el amigo Ochoa ha bautizado ya al nuevo hotel". Y así ocurrió: el día 1 de Diciembre de 1872 se inauguraba al servicio público el Hotel "La Delicia". [ César Adrogué: "Notas Históricas"]

... ...


El Ingeniero José Canales obtuvo el primer premio por su plano del pueblo y edificios públicos de Almirante Brown (Adrogué), en la exposición Continental realizada por el Club Industrial Argentino bajo el patrocinio del Gobierno Nacional el año 1882. Por primera vez en nuestro suelo se delineaba un pueblo con perspectivas y servido por avenida diagonales en todos rumbos." ...


.....................................................


Poco queda de aquel Adrogué descripto por Rögind en los primeros años de la década de 1930. La estación ferroviaria ha sido completamente modificada y ya no posee aquel encanto señorial de antaño. El hotel "La Delicia" hace tiempo ya que ha sido demolido y en su lugar hay un centro comercial. Igual suerte corrió el Templo de San Gabriel reemplazado por un edifico de dudoso estilo en pos de aires modernos. Y que decir de tantas casonas antiguas que ya han sido también derribadas. ¡Gracias al cielo a ningún gobierno delirante se le ocurrió modificar las diagonales y aún hoy las conservamos!



Boleto del Ferrocarril Sud emitido en 1926, con destino Adrogué (Colección de Carlos Skerk)


Veremos a continuación imágenes de Adrogué tomadas en distintos momentos de nuestra historia desde imágenes actuales, retrocediendo poco a poco pasando por los servicios eléctricos actuales, los de tracción diesel y finalmente la era del vapor...

Haz clic sobre cada foto para agrandarla...y se abrirá una ventana encima de esta que estás viendo ahora. Luego podés cerrarla y elegir otra foto!!!


Las siguientes imágenes corresponden a Junio de 2011:


A. ... B.

A. Vista desde el paso a nivel de la calle Seguí, hacia el norte. // B. El edificio principal completamente modificado y parcialmente cubierto por la gran galería ha alterado totalmente la fisonomía que tenía antiguamente la estación Adrogué. En fin, el precio de la "modernidad".


C.

C. Mirando desde la estación hacia el PAN de la calle Seguí (o sea, hacia el sur).


D. ... E.

D. Una formación de coches electricos Toshiba procedente de Plaza Constitución, con destino final Glew. // E. Una formación procedente de Glew con destino a Plaza Constitución.


Fotografías precedentes tomadas por David Merello.


.........................................................................................................


1. . . . 2.

Así se ve hoy en día la estación de Adrogué, con sus andenes elevados para los trenes eléctricos, las catenarias, los cables surcando el aire, su edifico completamente modificado y modernos techos cubriendo gran parte de sus andenes: 1. Fotografía tomada por Sebastián Bottaro desde el extremo norte de la estación. // 2. Fotografía cuyo autor desconocemos, donde se ve una formación de la empresa Ferrobaires procedente de Mar del Plata encabezada con la locomotora Alstom 1934, en el año 2009 (colección de Marcelo Torres).


3.

3. Unas décadas más atrás. Faltaba ya muy poco para que se inaugure el servicio de trenes eléctricos. Se puede ver en esta foto que el tendido de cables y sus catenarias ya está instalado. Una formación push-pull detenida en el andén aún bajo de la estación Adrogué. Inicio de la década de 1980. Foto tomada de la Galería de "Portal de Trenes".

4. ... 5.

Nos vamos unos pocos años más atrás y en la década de 1970 podíamos ver a la estacion de Adrogué aún luciendo su hermoso Edificio y la galería de refinado estilo (foto 4). En la foto nro. 5 un tren con tracción diesel parte hacia el sur, un poco más allá el paso a nivel de la calle Seguí y al fondo las señales de brazo ya desaparecidas del paisaje de esta línea.




6.

7. . . . 8.

Llegamos al año 1967 y vemos estas 3 fotografias copiadas por nosotros de la colección del Archivo Fotográfico del AGN (Archivo General de la Nación). Se ven distintos momentos del paso de una formación con locomotora GE U13 y antiguos coches de madera, por la estación de Adrogué.


9.

9. También copiada por nosotros de la colección del Archivo General de la Nación, esta foto que se estima que corresponde a la década de 1920 donde una formación ascendente se cruza con otra descendente en la estación Adrogué. Corresponde por lo tanto al período administrado por la empresa inglesa: Ferrocarril del Sud (como se puede leer en el costado de uno de los coches).


10. . . . 11.

10 y 11. Otras antiguas imágenes de la estación Adrogué, sin indicaciones de fecha en que se realizaron las tomas.

12.

12. Un grabado de la estación Adrogué representando épocas bien lejanas. Ver el detalle de las vestimentas de las personas incluidas en la imagen.


13.

13. Esta imagen fue enviada por el amigo Héctor Guerreiro, historiador del Sur de la Provincia de Buenos Aires y el Ferrocarril. Corresponde a una sección que aparecía en la revista "Rumbo al Sud" publicada por el propio Ferrocarril Sud, en la que habitualmente se mostraba alguna estación o ciudad por la cual circulaban trenes del FCS. En este caso se publicó esta particular estampa de la estación Adrogué.





Volver al menú con mapa sección local

Volver al menú con mapa general

Más fotos (siguiente galería: Estación Burzaco)



Museo Ferroviario Ranchos
http://museoferroviario.flavam.com
davidmerello@gmail.com (webmaster)